Destacados
Veracruzanos Ilustres
  • Sebastián Lerdo de Tejada
  • Salvador Díaz Mirón
  • Mario Ruíz Armengol
  • Agustín Lara
  • Toña la negra
  • Enrique C. Rebsamen
  • Gabilondo Soler
  • Carlos A. Carrillo
  • Fernando de Fuentes
  • Adalberto Tejeda
  • Lorenzo Barcelata
  • Josefa Murillo
  • Blogroll
  • Leyendas Populares
  • Destino Veracruz
  • Peruchay
  • México Desconocido
  • El cuento en red
  • IVEC
  • Cumbre Tajín
  • Ayuntamiento Veracruz
  • Conaculta
  • E-Cultura
  • Directorios

    Suscribirse a
    Entradas
    [Atom]



    ¿No encontraste lo que buscabas?, intenta en Google


    El origen de la bamba
    La bamba nació el 16 de mayo de 1683 en los médanos de Malibrán, justamente donde se encontraba la hacienda del mismo nombre, propiedad de doña Beatriz del Real, famosa por su belleza y proclividad a los fandangos en la época de La Colonia.

    La autoría corresponde a un tal Lino cuyo apellido no se precisa, pero que se ubica como El Guaruso.

    La historia referida es que el Guaruso era un trotamundo que se ganaba la vida como jaranero y decimista. Así es como llega a Malibrán, invitado por unos peones que había conocido por el camino.

    En la hacienda fue su jarana mágica alegría para el cansancio de la peonada, nocturnal bullicio en los bohíos y obligado remate en las fiestas de la molienda y guarapera.

    El guaruso se sentía a gusto entre esa gente, sobre todo porque Rita, La china, una guapa medellinera, de grato porte y galanura, le traía embullado.

    Cierta mañana, cuando la gente hacía la tumbada en el cañaveral, por el camino de Veracruz, empolvado y sudoroso, llegó a la hacienda Sabás, el recadero de doña Beatriz, quien dejando el mulo a pie de la talanquera corrió hasta la ermita y sacudió a rebato la pequeña campana.

    El dia de la invasión

    El sonoro ¡quitilán, quitilán! se esparció por la campiña convocando a reunión a la peonada, que mocha y guataca en mano salió por la guardarraya de los cañaverales hasta el casco de la hacienda, y al interrogar a Sabás la causa de la escandalera este sólo exclamo: "¡los piratas!"

    En efecto, por la punta de Antón Lizardo se perfilaba una escuadra de barcos piratas, comandados por el feroz Lorencillo, que de manera sigilosa se dirigía rumbo al puerto de Veracruz.

    Malanga, un mulato fornido y emprendedor, de quien se decía gozaba de los favores de doña Beatriz, temeroso de que desembarcaran en los médanos de Malibrán, organizó a la peonada, sacó los viejos arcabuces del bodegón y con serena palabra y valerosa actitud incitó a los hombres a la lucha por la defensa de la hacienda y las mujeres.

    Toda la noche se trabajó en la hacienda preparando arreos, amarrando troncos y acarreando a la playa hasta el pequeño cañón de salva con el que se aunciaban todos los festejos de la patrona de la ermita.

    Mientras todo esto sucedía, El Guaruso, tumbado bajo el techo del trapiche rasgueaba su jarana y machacaba el sonsonete de un cantar:

    "Quitilan, quitilan,/ que suenan las campanas de Malibrán/, qué vienen los piratas que no vendrán.../ Qutilín, quitilín,/ que suena la campana de Medellín/ y que suena y suena a rintintín".

    Amaneció, Malanga, posicionado en el médano más alto de la playa escudriñaba el mar en la lejanía, viendo cómo el velamen de los abejeles de Lorencillo se enderazaba rumbo a Veracruz.

    A galope su caballo regresó a la hacienda donde doña Beatriz, rodeada de mujeres, lo esperaba con impaciencia. Para ella era mejor huir, dejar la hacienda abandonada y buscar abrigo en los pantanos de Medellín con las mujeres y niños.

    Yo no soy marinero

    ¿Que harán ustedes?, decía doña Beatriz a Malanga, que ni marineros son. A lo que el mulato respondió: "No soy marinero, pero aquí seré". Acto seguido arrancó con su gente rumbo al Playón.

    Viendo esto, doña Beatriz ordenó encerrar a los niños en la ermita, reunió a las mujeres y con voz imperante les dijo: "!Nuestros hombres se han ido a la luchar a la playa. Vamos tras ellos, Les animaremos hasta verlos vencer!".

    Pero cuando se acercaban a la, digamos trinchera, ya por el palmar cercano venía la peonada con Malanga al frente gritando de júbilo, pues Lorencillo había pasado de frente rumbo a Playa de Hornos, para ubicar sus naves e iniciar el bombardeo al puerto.

    En la hacienda todo fue regocijo, festejándose como triunfo la pretendida defensa.

    Doña Beatriz y el mulato Malanga dispusieron el fandango, y El Guaruso, ya en la guarapeta entonó su jaranera copla.

    Asi fue como, según don Ramón Río García, quien consultó un trabajo de Francisco Avila Rivera, basado en testimonios de los viejos de la comarca, que en tiempos de La Colonia, un trovero, El Guaruso, bordó típico cantar, que se asentó en la campiña jarocha como obligada ejecución en bailes y fandangos, ganando posteriormente la gloria de ser la reina del son jarocho.

    La palabra bamba es de origen africano que significa fiesta, huateque o celebración. Como ese día en Malibrán se armara la fiesta, pués se armó la bamba.

    Algunas coplas originales de La bamba se han ido modificando o incrementando según el intérprete en turno. Incluyendo al propio Guaruso, que a su composición hubo de agregar aquello de "para subir al cielo se necesita una escalera grande y otra chiquita", ya que después de haber sido perdonada la hacienda del ataque de piratas que tenían por costumbre arrasar todo a su paso, los lugareños se sintieron protegidos del Señor, como si estuviesen en el mismísimo cielo. De ahí que el compositor ubicara la Gloria en Malibrán siendo la escalera grande aquella que daba acceso al médano donde se encontraba la hacienda, y la "chiquita" la que libraba la barda que rodeaba la misma.

    Etiquetas:

    Secciones del blog
    Ultimos Articulos
  • Ataque del pirata Lorencillo al puerto de Veracruz...
  • Leyenda del trueno viejo
  • Francisco Gabilondo Soler "Cri-cri"
  • Danza de Huahuas
  • Fiesta patronal de San José en El Espinal
  • La Antigua Veracruz
  • Carlos A. Carrillo
  • La danza de los voladores de papantla
  • Atardecer Huasteco - Cuates Castilla
  • La leyenda del templo de nuestra señora de Loreto
  • Archivo del blog

    Gana dinero
    Archivo Musical
    Actualidad
    En linea
    usuario (s) en línea