Destacados
Veracruzanos Ilustres
  • Sebastián Lerdo de Tejada
  • Salvador Díaz Mirón
  • Mario Ruíz Armengol
  • Agustín Lara
  • Toña la negra
  • Enrique C. Rebsamen
  • Gabilondo Soler
  • Carlos A. Carrillo
  • Fernando de Fuentes
  • Adalberto Tejeda
  • Lorenzo Barcelata
  • Josefa Murillo
  • Blogroll
  • Leyendas Populares
  • Destino Veracruz
  • Peruchay
  • México Desconocido
  • El cuento en red
  • IVEC
  • Cumbre Tajín
  • Ayuntamiento Veracruz
  • Conaculta
  • E-Cultura
  • Directorios

    Suscribirse a
    Entradas
    [Atom]



    ¿No encontraste lo que buscabas?, intenta en Google


    Veracruz: Cuarta vez heroico
    En medio de desaveniencias políticas entre los Estados Unidos y México que imperaban en los años de 1913 y 1914, se presentó un grave incidente en Tampico. Desde el día 3 de febrero de 1914 el presidente norteamericano Woodrow Wilson levantó un embargo de armas que había decretado contra Venustiano Carranza pero negó la venta de ellas a Huerta, este al verse privado de medios de defensa se dirigió al embajador alemán, el almirante Von Hintze, quien le ofreció ayudarlo con la condición de que, en caso de guerra, le negara el petróleo a Inglaterra; situación que debilitaba los caprichos de Wilson.

    En esos dias el Dolphin, navío americano al mando del almirante Mayo que se encontraba junto con otros barcos en actitud amenazante frente a nuestras costas, se aproximó a Tampico, el 29 de abril; unos marinos americanos uniformados que venían en esa embarcación se acercaron en una lancha al puerto en actitud sospechosa, se dirigieron al puente Iturbide donde cargaron unas cajas de gasolina que, según decían, habían comprado en tierra.

    El teniente coronel Hinojosa los mandó aprehender y estando detenidos, fueron liberados por el general Ignacio Morelos Zaragoza, ya que habían sido identificados como marinos norteamericanos, enviando un mensaje verbal al almirante Mayo expresandole que los hechos se habían debido a la ignorancia del teniente coronel Hinojosa, quien fué arrestado.

    Mayo creyó que el incidente constituía un agravio a los Estados Unidos y exigió que se hicieran honores a la bandera americana; la cosa se fue haciendo grande, el 19 de abril, Wilson en apoyo al almirante Mayo, mandó a Huerta otro ultimátum que vencería a las 6 de la tarde de ese dia; pero Huerta no hizo aprecio a tal exigencia porque consideraba que no podía hacer honores a la bandera de un país que no reconocía su gobierno.

    Wilson sin ninguna razón lógica, mandó detener el barco Ypiranga, que procedente de Alemania con destino al puerto jarocho, venía con las armas encargadas por Huerta, y ordenó al contralmirante Fletcher ocupar el puerto de Veracruz inmediatamente para evitar que esas armas fueran entregadas a sus destinatarios.

    Como a las 8:30 de la mañana, el barco insignia de Fletcher detuvo el paso del Ypiranga y lo obligó a regresar; pero ocurrió lo que Wilson no esperaba, la indignación y la resistencia de los veracruzanos, hicieron barricadas y abrieron fuego contra los invasores, con furia atacaban desde las vantanas altas con disparos.

    Los Estados Unidos alegaron como razón aparente para agredír a México que no les había dado satisfacción al negarse a hacer honores a la bandera americana en desagravio de haber aprehendido a unos marinos intrusos a quienes pronto se les puso en libertad; pero la razón determinante fue otra: la llegada del Ypiranga.

    Al ver al invasor, el pueblo se dirigió a la comandancia militar para pedír armas y parque, estaba dispuesto a dar sus vidas a cambio de las de los invasores; ya que, el general Gustavo Mass había recibido ordenes de retirarse de Veracruz con el ejercito, de forma que quien tenia la misión civil, militar e histórica de defender el puerto, aún a costa de su vida misma salió de Veracruz, y no solo eso, en su retirada, dinamitó el puente de Paso de Ovejas, para evitar por si acaso, el avance de las tropas invasoras hacia la capital.

    Los invasores continuaban el desembarco, pero el pueblo de Veracruz, atenido a sus propias fuerzas no perdió el valor ni la fe en sí mismo y emprendió la lucha como pudiera, para defender el ultraje a su puerto y a su patria.

    Los cadetes de la Escuela Naval salieron al encuentro del enemigo, muchos resultaron muertos junto con los compatriotas defensores; la colonia española y los presos de San Juan de Ulúa presentaron una tenaz resistencia hasta donde les fue posible sin suficientes elementos de defensa.

    La invasión iniciada el 21 de abril de 1914 se consumo hasta el dia 23 de abril, y el tiempo total de la ocupación de nuestro puerto por los Estados Unidos fue hasta el mes de Noviembre de ese mismo año.

    Etiquetas:

    Secciones del blog
    Ultimos Articulos
  • Veracruz: Tercera vez heroico
  • Veracruz: Segunda vez heroico
  • Veracruz: Primera vez heroico
  • Historia de Veracruz
  • Politica de privacidad
  • Archivo del blog

    Gana dinero
    Archivo Musical
    Actualidad
    En linea
    usuario (s) en línea